CÓMO AFECTA EL COVID-19 A LA ARQUITECTURA Y QUÉ PODEMOS HACER

La llegada del COVID-19 a la arquitectura (al mundo en general) está suponiendo una crisis difícil de calificar y evaluar.

Una vez pasados los días más difíciles, ya puedo ponerme a escribir algo que pueda resultarte útil. Al menos en la medida de mis humildes posibilidades, porque realmente nadie sabe con certeza cómo van a ser los próximos meses.

Aparte de los aspectos sanitarios o psicológicos, hay otros en capas un tanto más ocultas o de las que ahora mismo no podemos preocuparnos que van a tener gran importancia en los estudios y empresas y en el sector en general.

Ya circula una encuesta del efecto del COVID-19 en la arquitectura (en los arquitectos), impulsada por CSCAE y Colegios, de la cual no tengo resultados mientras escribo esto. Veremos si arroja algo de luz.

De momento, vamos a ver cómo afecta el COVID-19 a la arquitectura como profesión, y al final del post te contaré qué creo que puedes hacer estas semanas o meses mientras la situación se normaliza.

covid-19-arquitectura

Cómo afecta el COVID-19 a la arquitectura en la manera de trabajar

Las operaciones en estudios y empresas, obviamente, se ven bastante afectadas.

De entrada, mientras escribo esto no se puede ir a las obras, están paradas. Cuando el post se publique se podrán retomar pero bajo condiciones especiales, y habrá que prestar especial atención a las medidas de seguridad y salud y especiales.

Los estudios están intentando avanzar en lo que se puede, en tareas de diseño y gestión, pero en ejecución no es posible. Es una opción de momento.

Por otro lado, toca teletrabajar.

Al no poder reunir a todo el equipo en el lugar de trabajo, los estudios y empresas que ya habían aplicado algunos mecanismos para el teletrabajo tienen ventaja. Lo tienen implementado. Los que no, deben ponerse en marcha rápido.

Las herramientas colaborativas y de gestión de proyectos y equipos cobran gran importancia. Te pongo algunas que puedes utilizar al final del post.

La flexibilidad y gestión emocional, por otro lado, van a ser muy necesarias. Te vas a encontrar obras que se irán de plazo (incluso descontando las paralizaciones), presupuesto que aumentarán, tensiones financieras en promotores, constructores y particulares, peor ambiente en general…

Será momento de respirar hondo.

Efectos del COVID-19 en arquitectura en los resultados comerciales

¿Qué pasa con el flujo de encargos para el estudio? Va a ser difícil que no se vea perjudicado.

Lo primero es que en estas fechas resultará complicado vender, porque la gente y las empresas estarán pensando en otras cosas.

Lo segundo viene después, con la situación general de la economía, el impacto que todavía nadie sabe evaluar con precisión, el pesimismo generado… No va a ser nada fácil.

Hay un punto muy importante que es el de fidelizar a los clientes que ya tienes.

Hay riesgo de que ciertos proyectos se paren, dependiendo de la fase en la que estén, e incluso de que desaparezcan. Algunos por razones estrictamente financieras, y otros simplemente por el pesimismo que se implantará en la mente de los clientes y sin razón práctica aparente.

Este bajón comercial retroactivo debes evitarlo a toda costa.

Más adelante vemos algunas ideas para retener a los clientes.

Y si hablamos del proceso comercial del estudio de arquitectura en tiempos del COVID-19, cobra especial importancia el canal digital.

No sólo me refiero a hacer las reuniones con posibles clientes por videoconferencia, sino al proceso entero: promocionarse, trabajar al cliente, intentar que te elijan, hacer el proceso de venta y cerrarlo.

Llevamos tiempo pensando en que el canal digital es demasiado importante como para dejarlo fuera de nuestra profesión. Ahora se demuestra.

coronavirus-arquitectos

Impacto del COVID-19 en las finanzas del estudio

La liquidez lo es todo para tu negocio en esta situación.

En un escenario de paralización, en el que además puede que haya proyectos que caigan y dificultad para generar otros nuevos, la liquidez del estudio puede resentirse.

Ayudas aparte, la mayoría de los gastos va a seguir estando ahí: suministros, personal, infraestructura… Si no entra dinero, pero sigue saliendo, se puede generar un problema.

La salud financiera del estudio va a ser puesta a prueba. Depende mucho de en qué punto te pille (a lo mejor acabas de cobrar un proyecto gordo) y de cómo sueles llevar el día a día de la liquidez, pero habrá tensiones financieras para casi todo el mundo.

Es importante anticipar estas tensiones financieras, saber cuándo llegarán, y tratar de cortar la hemorragia: tener liquidez.

Luego ya veremos lo siguiente, el impacto en las finanzas del estudio de un modo más global y a mayor plazo. Esto dependerá mucho de cómo quede el escenario económico global.

Pero vamos, hay que asumir que el agujero será apreciable. Directa o indirectamente, pero se va a notar.

COVID-19 en la arquitectura y gestión de personas

La gestión de personas en esta época complicada es un reto.

El clima laboral va a estar más difícil, por la situación en general y por las particularidades relacionadas con la seguridad sanitaria.

Ya no hablemos de otras situaciones en forma de ERTE y medidas similares.

Opino que ahora más que nunca es tiempo de cuidar del equipo. Todo el mundo lo estará pasando mal, cada persona tiene unas circunstancias y una situación vital, y en los momentos de crisis es donde realmente se ve la calidad de las relaciones que se hayan forjado en el estudio.

He escuchado a un par de personas despreciar esta preocupación, porque “a dónde van a ir si ahora nadie contrata”. Es un gran error. Puede que no puedan abandonarte, pero sí que los pierdas para siempre.

Y si eso ocurre, sí que se irán en cuanto puedan. No hoy ni mañana, pero dentro de un tiempo cuando el mercado se vuelva a mover. Habrás destruido tu equipo por no darle relevancia a un tema que es importante, aunque aparentemente no urgente.

covid-19-arquitectura-equipos

Entonces, ¿qué hacer?

Bien, aquí tienes algunas recomendaciones que creo que van a ser útiles aun siendo consciente de la incertidumbre en la que nos vamos a tener que mover.

          Cómo trabajar

Esto daría para un libro entero. Pero allá van algunos apuntes:

  • Prioriza la parte del trabajo que puedes hacer. Como decíamos más arriba, las tareas de diseño y gestión probablemente serán más realizables que las de ejecución. Avanza con ellas, así generarás productividad y algún que otro resultado y dinamizarás los proyectos en marcha.
  • Aprovecha el tiempo que dispones para poner al día otros temas de esos en los que nunca puedes entrar habitualmente: revisar estrategia, replantear la web, hacer un mapa de procesos, formación…
  • Utiliza el teletrabajo con inteligencia. Esta experiencia puede ser el germen de cómo lo harás a partir de ahora si quieres implantar un sistema colaborativo a distancia. Y creo que querrás.
  • Hazte y familiarízate con una herramienta para hacer videoconferencias. Skype, Zoom…
  • Otra para gestionar proyectos. Trello, Asana…
  • Alguna para gestionar equipos en remoto. Slack, Teams…
  • Otra para tener toda la información en la nube. Google Drive, Dropbox, OneDrive…

          Cómo comercializar

Como decíamos, aquí hay una parte muy importante que es mantener y fidelizar clientes.

  • Utiliza las videoconferencias para no perder el contacto con ellos y hacerles sentir respaldados.
  • Entiende su ansiedad e incertidumbre. Vas a necesitar un gran ejercicio de empatía, ponte en su lugar. Cada persona y organización vive la crisis de una manera.
  • Ten creatividad para inventar algo que mantenga la actividad en sus proyectos: adelantar las fases siguientes, repasar las anteriores, gamificar… Implícalos, evita la sensación de parón. Si puedes generar progreso en los proyectos te va a venir bien para implicar a tu cliente.

También puedes llevar a cabo acciones para seguir teniendo entrada de nuevos encargos.

  • Diseña o potencia el canal online. Web, redes sociales, emails, interacción… Tienes muchas posibilidades.
  • Cuida mucho la comunicación con clientes y posibles clientes. Son tiempos extraños, todo el mundo tiene miedo en mayor o menor medida, y es más fácil herir o asustar. O simplemente no acertar.
  • Estudia con posibles clientes los plazos. Las fases iniciales de un proyecto pueden llevarse a cabo perfectamente en situación de movilidad restringida. Si puedes transmitir sensación de normalidad para esas fases, probablemente les resulte más sencillo decidirse a empezar.

          Otras acciones en época de COVID-19 y arquitectura

Y aquí tienes un batiburrillo de acciones adicionales que puedes acometer.

  • Está bien colaborar con la sociedad de manera desinteresada en tiempos difíciles. Tu responsabilidad social corporativa, tus valores, te pueden impulsar a ello. Siempre en la medida de tus posibilidades y con autenticidad.
  • Ojo con dos actitudes: la especulación de cualquier tipo (ya sabes lo que dicen, “Cuando hay sangre en las calles compra propiedades”) y el oportunismo (“Somos un estudio de arquitectura, pero vamos a ponernos a tejer mascarillas”).
  • No soy partidario de estas actitudes, porque me parecen poco auténticas y además te van a dar réditos a corto plazo, pero perjudicar a medio y largo. Cada uno que aporte lo que pueda o quiera, pero de manera honesta.
  • Cuidado con el pánico. He visto negocios que, por no pararse, han empezado a ofrecer productos y servicios gratis por el canal online. Si crees que esto puede ayudar a alguien de manera concreta, hazlo, pero con cabeza. Sé consciente de que puede perjudicar tu posicionamiento a medio plazo.
  • Por supuesto, mira bien las posibles medidas y ayudas para conseguir mantener la liquidez, el gran problema ahora mismo. Diferir pagos (impuestos, etc.) y anticipar cobros (o ingresos pendientes).
  • Y revisa tu estrategia. Sea cual sea, lo que está pasando es tan global que te va a afectar. Chequea cómo se alinea con tu estrategia y cómo prever planes de contingencia para otras crisis futuras. La flexibilidad cobra gran importancia en tiempos revueltos.

Y mucho ánimo

Por lo demás, mucho ánimo. De verdad, lo estamos pasando mal todos, algunos más que otros, pero esto pasará.

Desgraciadamente hay personas que ya no volverán, y hay que decirlo y tenerlo presente. Sin sensacionalismo, pero con consciencia. El COVID no es ninguna broma. Ocultarlo o transformar las muertes en simples cifras no harán que dejen de existir.

Se puede mantener una mentalidad positiva sin perder la perspectiva, y pensar en lo negativo de la situación no es malo salvo que nos anclemos en ello. Al contrario, es natural. Yin y yang.

Eso sí, seguro que nos recuperaremos como individuos, sociedad o profesión. Pasará.

Y los cambios que sobrevengan a raíz de todo esto, intentemos que sean para bien. Que todo este sufrimiento, al menos, sirva para algo.

Recuerda, tienes más posts que te ayudarán a mejorar tu estudio en la categoría GESTIÓN DEL ESTUDIO DE ARQUITECTURA del blog.

¿Cómo estás viviendo la llegada del COVID-19 a la arquitectura? ¿Quieres contarme algo sobre esta situación?

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES VIVIR DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
HOJA EXCEL PARA EL CÁLCULO DE HONORARIOS

14 comentarios en «CÓMO AFECTA EL COVID-19 A LA ARQUITECTURA Y QUÉ PODEMOS HACER»

  1. Hola, mi nombre es arq. Javier Eiletz, y te escribo desde Argentina. Me pareció muy bueno el informe, lo comparto plenamente. Creo que de ahora en más deberíamos (los arquitectos con el asesoramiento de otros profesionales especialistas en el COVID-19) en diseñar y planificar los inmediatos procesos de construcción, de materialización de nuestros proyectos, porque nuestra actividad profesional no termina en el tablero o en un plano, ahí recién comienza … ! Abzo.!

    Responder
    • ¡Hola, Javier!

      Muchas gracias por leerme y por comentar.

      Efectivamente, sabemos que esto va a cambiarlo todo, y los arquitectos tenemos una oportunidad y casi una obligación de estar presentes en esos cambios. Al menos, en nuestros ámbitos de competencia. Veremos cómo se desarrolla.

      ¡Un saludo!

      Responder
    • ¡Hola, Sergio!

      Muchas gracias. 🙂

      Así es, seamos proactivos. Y sobre todo veamos por dónde sale todo esto a nivel macro, porque creo que todavía hay muchas incertidumbres que despejar.

      Ánimo. Un abrazo.

      Responder
  2. Se viene un nuevo mercado de oportunidades, desde nuevos diseños de casas y departamentos, hasta ciudades completas con medidas de salud y seguridad anti-bacteriologicas, necesitaremos replantear e innovar en los futuros diseños.
    Saludos desde la Ciudad de México.

    Responder
    • ¡Hola, José Luis!

      Sí, una posibilidad que debemos afrontar es la de aprender y sacar lo bueno que pueda venir de esta crisis, por ejemplo en los aspectos que comentas.

      En cualquier caso, habrá que ver la evolución global.

      Gracias por comentar. Un saludo.

      Responder
  3. Estimado Juan:
    Saludos en espera que usted este bien.
    Habrá dos tipos de humanos tras el coronavirus….los k tienen un jardín para tomar el sol si esto vuelve a ocurrir y los que solo pueden sacar medio cuerpo a la calle (no precisamente transitada) para aplaudir al personal sanitario….no necesariamente tienen k ser ricos ni pobres ninguna de ambas situaciones….solo ocupar una casa preparada para confinaineto. Ahora mi pregunta. Un hogar donde estar con los suyos…donde estén juntos y «no revueltos»…una casa donde puedan no sentirse «confinados»…palabreja ya casi cercana a «presos» tras un mes de castigo.
    ? Tiene usted algún post referente a las tendencias de diseño que a la larga seran valores agregados de los nuevos proyectos…..k se impondrán en casas e incluso en edificios multifamiliares ?
    Saludos y gracias
    Alejandro

    Responder
    • ¡Hola, Alejandro!

      Muchas gracias por escribir.

      Es una buena reflexión que empieza a estar en la mente de los arquitectos, una vez que aparentemente la emergencia empieza a estar controlada y ya podemos pensar.

      No tengo ninguna referencia al respecto. Creo que todavía es pronto para evaluar y proponer, aunque no es mal momento para ir observando y hacer lluvia de ideas. Pero sí. Si esto se alarga y amenaza con ocurrir más veces, es una línea a explorar.

      ¡Un saludo!

      Responder
  4. Buenos días.
    Recordemos que nuestro aporte como arquitectos al desarrollo de todas las actividades del ser humano tienen gran relevancia, aunque no sean valoradas. porque en muchas partes todo lo que proponemos como formas para mejorar la calidad de Vida, lo manejan con sentido monetario y para sacar provecho económico.
    Tenemos la obligación de pensar más en mejorar las condiciones de higiene o ascepcia de las personas para las que trabajamos.

    Responder
    • Buenos días, Martín.

      Efectivamente, ese es uno de los puntos en los que los arquitectos podemos trabajar para aportar a la sociedad en una situación como esta. En cualquier caso, veremos cómo se desarrolla todo y si aprendemos como sociedad y como profesión.

      Muchas gracias por escribir.

      ¡Un saludo!

      Responder
  5. Muy buen artículo.
    Para nadie es un secreto que la pandemia global del Covid-19 ha generado un fuerte debate en el sector de la arquitectura, y que ahora es el momento de empezar a idear el futuro y tomar cartas en el asunto.

    Responder
    • ¡Hola, Valeria!

      Muchas gracias por tu comentario.

      Efectivamente, en estos tiempos de crisis es buen momento para reflexionar.

      ¡Un saludo!

      Responder

Deja un comentario