¡Hola! Soy Joan

Y si tú quieres, voy a ayudarte a ejercer la arquitectura de manera rentable, efectiva e impactante.

El mundo no es como nos lo vendieron en la Escuela de Arquitectura, y menos aún hoy. Todo ha cambiado, y la profesión debe evolucionar.

Hay una brecha enorme entre lo que estudiamos y la realidad práctica de la profesión.

Te propongo que superes esa brecha y que pases:

  • De tener poco trabajo a encargos suficientes e interesantes.
  • De no lograr producir con efectividad a hacerlo de manera rentable.
  • De ser invisible a tener impacto y reconocimiento en la sociedad.
  • De no tener empleo a conseguir uno bueno si es lo que quieres.

¿Y quién soy para poder ayudarte?

Porque esto no va de levantarte un día y ser consultor. Asesorar a otros es algo serio y exigente, y debería haber una trayectoria y una formación detrás.

Soy arquitecto, con 20 años de experiencia con estudio propio y varios puestos en el sector. Más adelante te hablo de ello, pero antes una pequeña historia:

Siempre me ha interesado el mundo de la gestión empresarial, así que empecé a formarme muy pronto en ello, incluso cuando la profesión estaba en la cresta de la ola y parecía que no era necesario. Todos los arquitectos tenían su yate y su chalet en Denia. Todo iba bien.

En aquellos años yo ya aprendía gestión empresarial y hacía prácticas de consultoría con profesionales reconocidos. Lo hacía porque soy curioso, porque me gustan los retos intelectuales, y porque algunos de mis mentores me avisaban de que la fiesta no iba a durar para siempre.

Y no duró. En el verano de 2008 comenzó la crisis, y el panorama cambió en seco. De la noche a la mañana. Los estudios comenzaron a tener dificultades serias, y a muchos la crisis se los tragó rápidamente.

Lo que yo había estado aprendiendo me permitió seguir trabajando con continuidad y además empezar a asesorar a algunos compañeros para que lograran sobrevivir. Primero con cuentagotas, después de manera más constante.

Confirmé lo útil que es la gestión empresarial para ejercer la profesión, precisamente eso que no nos enseñan en la Escuela: estrategia, marketing, ventas, productividad, finanzas, gestión de personas, innovación… Buscar un lugar diferenciado en el mercado.

Disfruté y sigo disfrutando de estos procesos, participando en la mejora de estudios muy interesantes, ganando batallas a la crisis con mis clientes.

Y ahora me dedico a la consultoría al 100% desde hace 5 años. Y me lo paso muy bien (mis clientes también).

En este tiempo he ayudado con éxito a estudios como estos:

Hago esto porque lo disfruto, pero además porque

creo firmemente que la arquitectura debería ser una profesión valorada y reconocida.

Quiero colaborar para que vuelva al lugar que merece.
Que la sociedad vuelva a percibir lo valiosos que somos los arquitectos.

Y volviendo a la pregunta que te hacía más arriba…

¿por qué te puedo ayudar?

Porque tengo los conocimientos, experiencia y herramientas necesarios, y porque llevo tiempo consiguiendo resultados.

  • Estudié un MBA en ESADE y me he formado mucho en temas útiles para ti en escuelas de negocio de las que dan garantías. No te voy a aburrir con esto, puedes mirar aquí mi perfil de LinkedIn.
  • Te aofrezco un gran conocimiento del sector forjado durante estos años en puestos importantes y en mi propio estudio. Es imprescindible conocer el terreno en el que te mueves para hacerlo bien.
  • He ayudado con éxito a multinacionales de la arquitectura, estudios medianos, pequeños, freelance, familiares, de los consolidados, de los que parten de cero… Tengo visión global.
  • Y por supuesto, al ser arquitecto como tú te voy a entender perfectamente y voy a ver las cosas desde tu perspectiva. He pasado por lo mismo que tú, he estado antes donde tú estás. Soy de la secta.

Y para terminar, aquí tienes algunos datos curiosos sobre mí para conocerme un poco mejor:

  • Crecí entre películas de John Ford y Anthony Mann, jazz, nocturnos de Chopin y sinfonías de Mahler. Estudié piano.
  • Fui un niño propenso a poner en situaciones incómodas a mis padres, sobre todo diciendo en público lo que no debía.
  • Me encanta la ópera, soy wagneriano. He llegado a viajar por el mundo para escuchar a una soprano y saludarla después de sus actuaciones. Un saludo, Waltraud Meier.
  • Practico Tai Chi desde hace años. Me ayuda a cuidar mi cuerpo y mi mente.
  • Mi deporte favorito es el rugby. Algo que me queda por hacer en la vida es disputar un partido con los All Blacks de Nueva Zelanda (y probablemente morir haciéndolo) y participar en el Haka.
  • El vermut, siempre con doble de aceitunas.

¿Quieres que te ayude a conseguir tus objetivos?

Descubre mis servicios y cómo puedo ayudarte aquí:

Así he ayudado a otros arquitectos

Cris Portillo

«Su experiencia como arquitecto y su conocimiento en gestión empresarial han sido la combinación perfecta«

Cristina Portillo Torres

Well Your Ways

"Trabajando como arquitecta en una multinacional en Londres me di cuenta que quería emprender y montar mi propia empresa. Busqué ayuda para poder hacerlo de forma ordenada y que la transición contara con una estrategia sólida que me permitiera dar el salto con seguridad. 

Joan me ha guiado a encontrar una propuesta en un sector muy específico de la arquitectura: el diseño de oficinas saludables. Durante el proceso me ha ayudado a darle forma a la empresa y potenciar la experiencia que ya tenía diseñando espacios de trabajo para poder ponerla al servicio de las personas.  

Su experiencia como arquitecto y su conocimiento en gestión empresarial han sido la combinación perfecta para que haya podido ir formando una visión global del negocio. 

Ha sido de gran ayuda especialmente en la parte de gestión de empresa, algo a lo que a veces no damos mucho valor en los despachos de arquitectura pero que sin duda es un pilar fundamental para que el negocio funcione.

Después de estos meses de trabajo hemos creado Well Your Ways, una empresa de arquitectura que cuenta con una visión y una propuesta de valor pensadas y que apuesta por el marketing como herramienta positiva para captar clientes. 

Recomendaría a Joan por su experiencia como arquitecto, su tesón y dedicación. Y por supuesto por la tranquilidad que transmite y su simpatía.

Gracias Joan por tu flexibilidad para acomodarte al horario inglés y por tranquilizar en los últimos meses mi #ansiaviva por hacer múltiples cosas a la vez."