SI NO ESTÁ ROTO… ¡ARRÉGLALO! INNOVACIÓN EN ARQUITECTURA

Cuando hablamos de innovación en arquitectura solemos pensar en sostenibilidad, lenguaje arquitectónico, maneras de habitar, reestudio de tipologías, sistemas constructivos…

Sin embargo, hay más áreas en las que un arquitecto puede innovar.

Aquel viejo dicho de “Si no está roto, no lo arregles” encierra mucha verdad para ciertas situaciones (¡un sistema informático que te funciona!), pero no cuadra demasiado con el impulso innovador que nos hará mejorar poco a poco y expandir nuestra presencia como profesión.

En muchos casos tal vez sea mejor decir que “Si no está roto, ¡arréglalo!”. Creo que es positivo tener esta actitud en nuestro día a día e integrarla en nuestro modo de hacer las cosas.

El tren de la innovación en arquitectura (y en cualquier campo) es, sobre todo, eso: una actitud.

Innovación en arquitectura

El entorno, el cambio y la innovación en arquitectura

En este artículo sobre el cambio hablamos de varias maneras de afrontarlo. Fundamentalmente, de la negación del cambio, la adaptación al mismo y la anticipación.

Como vimos, la negación es poco sostenible. El entorno va a cambiar, y negarse a verlo solamente nos llevará a quedarnos fuera de la realidad.

La adaptación sería la medida mínima a tomar ya que, al menos teóricamente, nos serviría para sobrevivir.

Obviamente, la anticipación nos va a dar ventajas. Aquí es donde entra la innovación. Si tenemos esta actitud de innovar, nos estaremos anticipando al cambio o, incluso, provocándolo nosotros mismos.

Cuando hablábamos del ejemplo de Apple, vimos una muestra muy clara. Una empresa capaz de innovar hasta el extremo de cambiar el mercado en el que se mueve. Últimamente, parece que otros se les adelantan en innovación, y eso se va notando en sus resultados. Y a medio plazo, si no retoman el rumbo, se notará más.

En cuanto a competitividad, cuando hemos hablado de propuesta de valor y de estrategia y posicionamiento, vimos que ese valor diferencial que podíamos ofrecer, esa ventaja, había que conseguir que fuera de algún modo sostenible, que durase.

El mejor modo de lograrlo es cuidar la innovación en nuestro funcionamiento cotidiano.

El mejor modo de mantenerte competitivo es cuidar la #innovación #arquitectura Clic para tuitear

El hecho de que estemos más o menos cómodos, funcionando, posicionados y con un modelo estable no puede hacernos caer en la tentación de tumbarnos plácidamente a ver cómo evoluciona el entorno.

Cuando nos demos cuenta, estaremos fuera de juego. Más nos vale estar preparados.

Tampoco se trata de lanzarnos con desesperación a darle la vuelta a lo que hacemos, es más bien un trabajo diario sostenido.

Entonces, la innovación en arquitectura, ¿tiene retorno?

Ya te digo yo que sí. 🙂

Tal vez te parezca costosa, o puede que pienses que no tienes tiempo para pararte a pensar en esas cosas, que ya tienes mucho que hacer y que los clientes no esperan.

Pues bien, si te dedicas a apagar fuegos constantemente te perderás buenas posibilidades en muchos aspectos.

Por ejemplo, en averiguar modos para apagarlos muchos más rápido o de manera automática. O para pensar un sistema que te evite que esos fuegos no se produzcan. O para basar tu negocio precisamente en esos incendios y en nada más.

Me refiero a que casi cualquier aspecto que pueda aportar valor a un cliente es susceptible de innovación.

Además, ten en cuenta un par de cosas:

  • El diseño está poco valorado por los clientes en general. Es así, cualquier investigación de mercado en nuestro sector lo dice.
  • Hay más cosas en las que innovar aparte del diseño, como verás más adelante en este post.
  • Ser innovador es sobrevivir, también si hablamos de innovación en arquitectura.

Como dice el gurú del marketing Philip Kotler:

Hoy en día hay que correr más rápido para mantenerte en el mismo lugar

La innovación en arquitectura no sólo tiene retorno, sino que si no la practicas obtendrás un retorno negativo. Irás perdiendo tu posición en el mercado.

Yo quiero innovar. ¿Cómo lo hago?

         Actitud y foco en el cliente

Normalmente, no nos paramos a pensar en innovación en arquitectura. El día a día nos devora y nos resta el tiempo y la energía necesarios para hacerlo.

Por otra parte, la innovación es un tema que a todos nos encanta.

Todos lo vemos positivo, justo hasta el momento en que nos complica la vida. Innovar no es un camino de rosas. Hay que trabajarlo, probarlo, y surgen dificultades. Cuando eso pasa, cuando la innovación nos toca las narices, debemos ser capaces de aguantar el tipo y seguir.

Se trata de que la innovación sea uno de nuestros valores. Si tenemos esto claro, será más fácil que estemos atentos constantemente a cómo podemos mejorar las cosas o hacerlas de manera innovadora.

Es importante que seamos conscientes de que la innovación en arquitectura debe ir dirigida, en última instancia, a aumentar el valor que podemos ofrecer a nuestros clientes.

Esto es así tanto si pensamos en el cliente ideal inmediato, como si lo vemos con una visión más holística y nos centramos en nuestra utilidad para la sociedad.

En ambos casos, el modo más directo de innovar es conocer al dedillo las necesidades de nuestros clientes, a veces incluso mejor que ellos mismos.

La mejor #innovación en arquitectura nace de conocer al dedillo las necesidades de nuestro cliente #arquitectura Clic para tuitear

Aquí viene al pelo la famosa frase de Henry Ford, responsable de la introducción en masa del automóvil en la sociedad estadounidense: “Si hubiera preguntado a mis clientes qué es lo que necesitaban, me hubieran dicho que un caballo más rápido”.

         Integración en el día a día

Así pues, deberíamos preocuparnos por introducir la innovación en nuestro funcionamiento habitual.

Para ello, los arquitectos estamos teóricamente bien preparados. Hemos cultivado nuestra creatividad y estamos acostumbrados a sentarnos a imaginar. Hagámoslo, incluso cuando no tengamos un proyecto entre manos.

La formación es fundamental en este sentido, entendida como formación continua. Las cosas cambian muy rápido, y el único modo de estar al día es formarse continuamente. Esto nos da pie a que se nos planteen nuevas preguntas para las que podremos buscar respuestas.

La formación continua es fundamental para mantener una #innovación #arquitectura Clic para tuitear

Si trabajamos en grupo, es bueno rodearnos de personas con más talento o conocimientos que nosotros mismos. Esto nos enriquecerá a todos.

También es muy interesante la diversidad, entendida desde varios puntos de vista: de formación, personalidad, edad, cultura… Un grupo diverso tiende a crear con mayor facilidad. Si estás solo, puedes intentar rodearte de gente diferente. Te ayudará.

En las organizaciones más innovadoras, Google, Apple y similares, los equipos dedicados a ello suelen ser de lo más variopinto. La leyenda de que se introducen niños en estos procesos para aprovechar su osadía, para que hagan de elementos disruptivos, es cierta.

Innovación en arquitectura con elemento disruptivo

¿En qué se puede innovar en arquitectura?

         Nuestra manera de hacer arquitectura

Hay una vía muy directa que es la del propio objeto arquitectónico. Creo que de esa vía siempre nos hemos preocupado los arquitectos. Nos gusta, y es casi innata en nosotros.

De hecho, es difícil encontrar a un arquitecto que no evolucione en su manera de hacer arquitectura con el tiempo. Que esa evolución suponga una gran innovación ya es otro tema, pero la actitud está.

Aquí podríamos incluir aspectos diversos de nuestra manera de hacer arquitectura. Incluso, algunos más ligados a la tecnología, como aplicación de materiales y sistemas constructivos novedosos, etc.

No creo que sea necesario incidir en esto, nos lo sabemos.

Sin embargo, también existen bastantes aspectos muy diferentes en los cuales ser innovadores nos puede ayudar.

Hay campos diversos en los que se puede innovar en #arquitectura Clic para tuitear

         Más aspectos a innovar

Por ejemplo, replantearnos el modo de relacionarnos con nuestros clientes. Si nos preguntamos día a día cómo lo hacemos y qué resultado tiene esto en el cliente, seguramente podremos empezar a identificar necesidades nuevas o maneras de hacer las cosas diferentes para facilitarle la vida.

Leí en un post de Stepien y Barno unas palabras muy acertadas de Genís Roca: “Todo producto sometido a presión digital muta a servicio”. Este impacto de la transformación digital ha removido los cimientos de la clásica separación entre producto y servicio.

Por ejemplo, podemos empezar a hablar de “servicios productizados”, es decir, el reverso de lo anterior.

Existen profesionales de la arquitectura que ya están ofreciendo algunos servicios en forma de productos empaquetados, útiles para sus clientes y directos. Ejemplo: Ama Arquitectura, que junto con servicios más tradicionales, ofrece vía online varias masterclasses y un curso con el que sus clientes pueden aprender a detectar la constructora más barata. Su directora de negocio, Chus Tobío, está a la búsqueda constante de colaboradores con los que establecer alianzas en el medio online. Si te interesa, puedes agendar una reunión con ella haciendo click aquí.

Un campo casi olvidado es el de pensar en nuevos modelos de negocio. Os recomiendo la lectura de este inspirador artículo de José Javier Quintana de hace un tiempo.

Nuestra falta de dedicación y preparación en este sentido es una de las causas de que estemos haciendo todos cosas parecidas y que el mercado se nos quede pequeño para 60.000 arquitectos colegiados en España.

Otro campo abierto es el de nuestros procesos. Si podemos innovar para mejorar nuestra forma de trabajar, y traducir eso en valor para el cliente, tendremos un elemento diferencial valioso.

Y hay más, casi cualquier cosa que se nos pueda ocurrir y que nos permita crear valor. La cuestión es estar dispuestos a ello de verdad, practicarlo en el día a día y tener la voluntad de hacer cosas diferentes de manera diferente.

          Algunas tendencias de la innovación en arquitectura

Te pongo a continuación algunos ejemplos de áreas de la arquitectura en las cuales se está innovando de un modo u otro:

  • Bienestar. El entorno arquitectónico a todas las escalas tiene una influencia decisiva en el ser humano que lo habita. Esto está llevando a investigaciones en espacios de trabajo (workplace), hoteles, espacios comerciales, etc. La certificación WELL es un buen ejemplo.
  • Sostenibilidad. Aquí hay un campo muy grande. Podemos mencionar también alguna certificación (BREEAM, LEED), pero también el uso de materiales novedosos (paja) o sistemas diferentes.
  • BIM. Probablemente va a ser una innovación disruptiva en nuestro sector, ya que va a cambiar la manera de gestionar los proyectos, los procesos, etc. Aquí tienes una interesante entrevista sobre implantar BIM en un estudio de arquitectura.
  • Lean Construction. La aplicación en arquitectura de metodologías de operaciones que provienen de otras áreas puede dar resultados muy interesantes. Échale un ojo a la entrevista a José Casas sobre Lean Construction para arquitectos.
  • Sociedad. Sistemas de gestión de actuaciones con participación ciudadana, lucha contra procesos de gentrificación, realidad aumentada, smart cities… Todo esto empieza a moverse para ser una realidad dentro de no mucho tiempo.
  • Uso de datos a gran escala. Como en cualquier actividad humana, los datos van a ser el petróleo del siglo XXI. En arquitectura se pueden utilizar con mil aplicaciones, incluidas algunas de las líneas anteriores.

Como ves, son temas muy diversos. Y hay otros muchos que serían susceptibles de mejora.

Aquí tienes algunas tendencias innovadoras que empiezan a despuntar en #arquitectura #innovación Clic para tuitear

Innovación en arquitectura en España

         Una ponencia

Para terminar, quiero mencionar un interesante estudio titulado “Enfoques y prácticas de innovación en la arquitectura española”.

Se trata de una ponencia elaborada por las arquitectas María Jesús Muñoz Pardo y Mónica García Martínez para las V jornadas internacionales sobre investigación en arquitectura y urbanismo, celebradas en Valencia en 2011. El estudio tiene unos años, pero considero que sus conclusiones siguen bastante vigentes.

Si te interesa el tema te recomiendo que lo leas. En un resumen muy rápido, se han distinguido en el concepto “innovación” estas categorías:

  • Producto. Incluye materiales/componentes, software/programación y modelos (funcionales, de gestión de energía…).
  • Ciencia y tecnología. Incluye prototipos, diagnosis en la edificación (patologías…), economía de los procesos edificatorios, física aplicada, acústica, iluminación, estructuras, construcción (materiales, componentes, sistemas…).
  • Sostenibilidad-ecología.
  • Cultura. Teorías, patrimonio histórico, patrimonio contemporáneo, paisaje, territorio, ciudad, herramientas gráficas, procesos y estrategias proyectuales.
  • Negocio. Áreas de oportunidad, modelos de negocio, relaciones internacionales, redes sociales.

A partir de ellas, se ha estudiado dónde y cómo se está produciendo la innovación en arquitectura en España, diferenciando varios ámbitos:

  • Escuelas de Arquitectura de la universidad pública.
  • Colegios Profesionales de arquitectos.
  • Empresas del sector que se anuncian en revistas de arquitectura y otros medios especializados.
  • Estudios profesionales de arquitectos.

         Conclusiones

Las conclusiones son interesantes. Destaquemos solamente éstas:

  • En las Escuelas de Arquitectura, la investigación se concentra fundamentalmente en el campo de innovación en “Cultura”. Apenas en “Sostenibilidad-ecología”, 10%, y prácticamente nada en “Negocio”, 0’71%.
  • En cuanto a los Colegios Profesionales, solamente uno de ellos (COAM) dispone de un departamento de investigación propio. Existe poca preocupación en los Colegios por la investigación e innovación.
  • Las empresas del sector tienen sus departamentos de investigación para desarrollar nuevos productos, siempre con financiación propia.
  • Entre los estudios profesionales de arquitectos, solamente un 7% afirma dedicarse a investigar en innovación en la categoría de “Negocio”. El concepto de innovación va más ligado al proceso creativo del proyecto.

Creo que las conclusiones hablan por sí mismas. Dada la situación de la profesión, haríamos bien en tomarnos en serio la innovación en arquitectura, y no solamente en cuanto al proceso proyectual.

Hay terrenos enormes por explorar y no podemos seguir haciendo todos lo mismo. Es cuestión de ponerse a ello y utilizar nuestra creatividad y capacidad de abstracción para detectarlos y empezar a colonizarlos.

Además, la recompensa parece segura para quien lo consiga: un elemento diferencial sostenible en el tiempo que le pueda asegurar una actividad profesional continua y sin sobresaltos.

Vale la pena.

Tienes muchos contenidos, herramientas y posts para mejorar tu trabajo en la categoría GESTIÓN DEL ESTUDIO DE ARQUITECTURA.

¿Te preocupa la innovación en arquitectura? ¿Dedicas tiempo y energía a ello? ¿Crees que te puedes plantear un modelo de negocio innovador?

Pon tus comentarios aquí abajo, y si te ha gustado el artículo compártelo. Te lo agradeceré.

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES VIVIR DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
GUÍA PARA LA ESPECIALIZACIÓN DEL ARQUITECTO

2 comentarios en “SI NO ESTÁ ROTO… ¡ARRÉGLALO! INNOVACIÓN EN ARQUITECTURA”

  1. Hola Joan, comparto contigo la visión que tienes sobre la Innovación. Efectivamente, es un Estilo de Vida. Un hacer continuo, pasito a pasito, y a diario. Y no es un camino de rosas, no.
    Muchas gracias por la mención que has hecho de Ama Arquitectura, habiéndola puesto al lado de profesionales tan-tan grandes.
    Me voy a revisar todos los enlaces que has puesto en este artículo ya que, las conclusiones me resultan reveladoras.
    Muchas gracias. Un abrazo grande.

    • ¡Gracias, Mariajesús!

      Es que la experiencia que estás llevando a cabo con los infoproductos me resulta muy interesante. La seguiremos más de cerca en próximas ediciones. 🙂

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario