FINANZAS PARA ARQUITECTOS. 3 NÚMEROS BÁSICOS QUE DEBES CONTROLAR SÍ O SÍ

Hoy hablamos de un tema muy necesario en el sector: finanzas para arquitectos.

En mis consultorías con estudios de arquitectura, sobre todo con los que empiezan, sigue llamándome la atención la falta de control económico de la actividad.

Muchas veces no sabemos si ganamos o perdemos con un proyecto (con lo que fijar honorarios es mucho más complicado), si hemos cerrado el año en positivo o negativo (y cuánto), si necesitamos facturar X para sobrevivir o si tenemos caja para sobrevivir en un tiempo.

Vamos a ver tres conceptos básicos de finanzas para arquitectos que todos los estudios, incluso los unipersonales, deberían manejar.

Ojo, esto no sustituye a una dirección financiera completa y detallada. Es simplemente lo básico de lo más básico.

Controlar si ganas o pierdes en un proyecto, un básico de las finanzas para arquitectos

Es algo que siempre deberías saber. Te conté cómo en este post sobre cálculo de honorarios del arquitecto.

Lo tienes explicado paso a paso y con una hoja Excel que puedes descargar para facilitarte la tarea.

Tener una noción de la rentabilidad de un proyecto te permite conocer el suelo de tus honorarios, la cantidad a partir de la cual no debes bajar para no perder dinero. Te ayuda a fijar honorarios cuando te piden un presupuesto.

Controlar si ganas o pierdes con un proyecto te permite tomar decisiones muy importantes de todo tipo #arquitectura #management #finanzas Clic para tuitear

Además, este mismo análisis lo puedes hacer una vez terminado el proyecto con datos de tiempo dedicado y de gastos reales. Así sabrás el resultado real de cada proyecto, y también si te equivocaste al estimar honorarios o no.

También te servirá para conocer cuántas horas le puedes dedicar a un proyecto para no entrar en pérdidas, cómo es tu estructura de costes, dónde puedes estar siendo poco eficiente

Y al final, con algunas experiencias, tendrás claro si te resulta rentable hacer reformas, o certificados, o proyectos de ciertas tipologías o de cierto volumen.

Como ves he mencionado las horas de dedicación ya un par de veces.

Por ahí deberías empezar, por medir a qué dedicas tus horas.

La mayor parte de los gastos que tenemos provienen del tiempo que le dedicamos a los proyectos. Medirlo es muy importante, de lo contrario no sabrás literalmente en qué estás gastando el dinero. En un análisis de finanzas básicas para arquitectos no puede faltar el control de horas.

Échale un ojo al post que te he enlazado, y te pongo aquí también la hoja Excel por si quieres una ayuda:

Hoja Excel de Cálculo de Honorarios del Arquitecto

finanzas básicas para arquitectos

Saber qué facturación anual necesitas para seguir en pie

Un concepto importante en las finanzas básicas para arquitectos es el de la facturación anual necesaria para seguir en pie.

Saber estimar la cantidad anual que debes facturar para seguir en pie es muy importante y útil. Mira cómo #arquitectura #management #finanzas Clic para tuitear

Estimarlo es sencillo, se trata de saber cuántos gastos tienes al año y cuánto debes ingresar para, como mínimo, empatar. Puedes hacer la siguiente cuenta:

H = F + V + I

H es la cantidad que tienes que facturar.

F son tus costes fijos anuales. Esto incluye los sueldos (el tuyo también, aunque trabajes en solitario debes ponerte un sueldo), alquileres, licencias de software, consumos, marketing… También las amortizaciones, es decir, las inversiones que has hecho (por ejemplo, en equipos informáticos) repartidas en el tiempo que duran.

V serían tus costes variables, es decir, los que tiene cada proyecto en particular. Por ejemplo, el cálculo de la estructura, el visado, cosas así. Para estimarlos puedes mirar qué porcentaje han supuesto de la facturación del año anterior, por ejemplo un 20%, y entonces V = 0’2H.

I son los intereses que pagas anualmente por la deuda. Los puedes estimar con precisión, ya que tendrás un cuadro de amortización de préstamos o sabrás lo que gastas en pólizas de crédito.

Ojo, todo esto son estimaciones, números gruesos que te permiten:

  • Saber cuántos proyectos y de qué tipo necesitas al año para llegar a H. Dos viviendas unifamiliares, o un plurifamiliar, o tres oficinas medianas…
  • Controlar si en un momento dado vas bien. Si pasado un trimestre, por ejemplo, no has generado 0’25H, vas mal.
  • Tener entre ceja y ceja un objetivo, esa H a la que tienes que llegar sí o sí.

Cuenta de resultados de un periodo determinado

Una cuenta de resultados nos da una idea bastante fidedigna del resultado financiero del negocio en periodo determinado. A grandes rasgos, tiene este aspecto:

cuenta de resultados arquitectura

Las ventas son lo que facturas por tus proyectos en un periodo, y el coste de ventas los gastos que te supone producir esos proyectos.

Como costes de explotación pondríamos los gastos fijos de sueldos, licencias, etc., no imputados específicamente a ningún proyecto concreto.

Las amortizaciones son las que hemos explicado en el apartado anterior.

Resultados extraordinarios en positivo o negativo son los que no tienen que ver con nuestra actividad. Por ejemplo, vendemos un local propiedad del estudio o nos toca pagar una sanción de cualquier tipo.

Los gastos financieros ya los hemos comentado, y el impuesto de sociedades el que te toque si tienes empresa.

BAI y BDI son el beneficio antes o después de impuestos.

Construir la cuenta de resultados de tu estudio en un periodo determinado te permite ver la salud de tu negocio y tomar decisiones importantes #arquitectura #management #finanzas Clic para tuitear

Con esta cuenta, ves cómo ha ido el año o un periodo determinado, y puedes tomar decisiones. Por ejemplo, si has cerrado en positivo, con los beneficios puedes:

  • Reinvertir en el negocio. Hacer más marketing, comprar otra licencia de Revit…
  • Amortizar deuda que tengas.
  • Repartir dividendos entre los socios.
  • Dejarlo guardado para el futuro.

Es útil, al menos al final de año, mirar estos resultados y tomar decisiones.

Finanzas para los arquitectos en el día a día

Evidentemente las finanzas son un mundo, y esto que hemos visto solamente es la superficie, pero estaría bien que empezaras por ahí. ¿Cómo?

Empieza midiendo horas, controlando a qué dedicas el tiempo (por ejemplo, con Toggl), y luego ve construyendo poco a poco los números. Es sencillo.

Si te atascas, estima lo mejor que puedas y sigue adelante. No necesitas una precisión 100% para tomar decisiones, ya irás cogiendo soltura y afinando más en el futuro.

Ah, y no importa si tu negocio eres tú en solitario o si es un estudio de cierto tamaño. Los principios son los mismos, y éstos son números que todo profesional debería controlar.

Cualquier duda, coméntame. 🙂

Aquí tienes 3 conceptos de finanzas básicas para estudios de arquitectura que deberías controlar sí o sí #arquitectura #management #finanzas Clic para tuitear

Recuerda, tienes más posts que te ayudarán a mejorar tu estudio en la categoría GESTIÓN DEL ESTUDIO DE ARQUITECTURA del blog.

¿Controlas estos conceptos de finanzas básicas para arquitectos? ¿Cómo llevas la información económica de tu negocio? ¿Tomas decisiones a futuro basándote en ella?

Gracias por leerme. Que tengas un buen día.

¿QUIERES VIVIR DE LA ARQUITECTURA?

Suscríbete a mi newsletter y recibirás en tu email todos mis artículos, viñetas y contenido exclusivo.

También te enviaré gratuitamente la
HOJA EXCEL PARA EL CÁLCULO DE HONORARIOS

Deja un comentario