4 COMENTARIOS

  1. […] conté mi primer y segundo fracasos implantando la metodología, y aproveché para hablarte de los principios de GTD y de los 5 pasos de […]

  2. […] te hablé en artículos anteriores de efectividad personal y de los principios de GTD, empezando el relato de mi […]

  3. Hola Joan.
    Este artículo es muy interesante, si bien he de reconocer que tras realizar un curso sobre gestión del tiempo lo intenté con el GTD, pero no es lo mío. 🙂
    Utilizaba evernote con distintas carpetas para establecer tareas… Ahora utilizo una app que se llama Kanbanflow (https://kanbanflow.com/), es un método muy visual y a mi me vale mejor… y para el día a día uso el papel de toda la vida con la matriz de Eisenhower (primero lo urgente e importante) 🙂

    1. ¡Hola, Paula!

      ¡Qué bueno que te pases y hablemos también de productividad!

      El caso es que GTD no es para todo el mundo, a mucha gente no le encaja. Además, como comento en un próximo artículo, tengo la impresión de que o lo amas o lo odias. 🙂

      Yo también usé hace años la Matriz de Eisenhower, pero no me funcionó. Al final, me pasaba la vida haciendo cosas urgentes y se me quedaban las menos urgentes pendientes, hasta que se convertían en urgentes.

      Kanbanflow me parece superinteresante, aunque no lo conozco en profundidad, no lo he probado. Lo usan no pocas personas que saben mucho de productividad, así que por algo será.

      En cualquier caso, esto de la productividad es así: al final, se trata de ver qué te cuadra mejor e ir a muerte con ello.

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Un abrazo.

Deja un comentario