2 COMENTARIOS

  1. A nosotros nos tocó una etapa de inactividad consecuencia del sismo en México, y es realmente desesperante, las cuentas se vienen encima, la incertidumbre te abraza, pero en el núcleo de esa crisis, la fuerza intrínseca propia del arquitecto nos hizo rediseñar el modelo de negocio para dirigirnos al público que si nos requería, salir de nuestra zona de confort, voltear a verla y darnos cuenta hasta de los sobrecostos que tienen permanecer en ella.
    Finalmente nuestro gran acierto, tal como lo mencionas en tu post, es nunca rendirnos.
    Saludos!! Y gracias por siempre dejar algo positivo!

    1. ¡Hola, Hugo!

      Gracias a ti por leerme y por tus palabras.

      Pues sí, hiciste muy bien en no rendirte. Se necesita una disposición mental buena cuando estás en una situación así, es uno de los requisitos necesarios para salir de ella. A veces cuesta, pero está en nuestra mano mantener la actitud y la energía. Con eso y por supuesto haciendo las cosas bien, los resultados llegarán.

      ¡Un saludo!

Deja un comentario