Isabel Rivas, arquitecta

“Antes que nada, mil gracias por darme la oportunidad de escuchar tus consejos y creer en mi.

Te iré informando de mis logros, que espero que sean pronto y que con tanta ilusión voy afrontando las pequeñas dificultades que se van presentando y basta un par de palmaditas y adelante, y en eso has ayudado con sólo 3 sesiones.

Ahora te dejo este tocho de agradecimientos para que los demás también sientan esa palmadita que de vez en cuando nos hace falta y que ayuda mucho a no abandonar y tirar la toalla, y que gracias a gente como tú nos ayudas a no desviarnos del redil.

Gracias por buscarnos un huequito y dedicarnos horas que se nos hacen minutos, por abrirnos tu puerta y hacernos ver que la arquitectura no son sólo cuatro paredes y mucho hormigón armado.”

ISABEL RIVAS, ARQUITECTA
Encarna López, arquitecta

“Conozco a Joan desde hace años y una característica a destacar de él es la EMPATÍA. Consigue con una facilidad asombrosa ponerse en la situación del otro y dar un enfoque totalmente objetivo a cualquier idea o inquietud.

Leer los artículos de este blog resulta enriquecedor, no sólo si se busca empleo, también para otras facetas, ya que todas las reflexiones son extrapolables a cualquier parcela de la vida.

Os recomiendo a  Joan, seguro os proporcionará una visión mucho más clara y os ayudará a focalizar vuestro objetivo. ¡¡Gracias Joan por tus palabras, han sido de gran ayuda!!”

ENCARNA LÓPEZ, ARQUITECTA

“Las sesiones han sido muy útiles pues me han aportado puntos de vista diferentes a cuestiones que creía tener analizadas “perfectamente”. Estas nuevas perspectivas junto a una sistematización de los distintos temas que iban emergiendo me han hecho progresar en múltiples aspectos.

Por otra parte, Joan posee un don natural para comprender a las personas lo cual facilita enormemente el proceso de coaching al crear un clima de confianza.”

ANA CANDELA, INGENIERA DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS

“Llegué al proceso con Joan con un objetivo profesional difuso. Poco a poco, lo fuimos perfilando hasta llegar a saber exactamente qué es lo que yo quería. En apenas dos meses, conseguí tomar conciencia de qué me estaba limitando, aprendí herramientas nuevas para superarlo y logré una actitud que me permitió enfrentarme a mis desafíos con mayores garantías. Gracias a todo ello, el objetivo llegó por sí mismo, y ha sido cumplido sobradamente.

Tengo que señalar que, aunque acabé el proceso con herramientas que me van a servir para toda la vida, voy a repetir en un futuro para que Joan me acompañe en retos aún mayores. Las sesiones con él fluyen agradablemente, gracias a su capacidad para conocer a las personas y a su actitud enormemente respetuosa que crea un clima de gran confianza.”

LAURA, ARQUITECTA