5 COMENTARIOS

  1. Antes de nada Joan, agradecerte el post.
    Una duda, no entiendo lo de no poder mezclar los pasos 1, 2 y 3….
    por seguir con tu ejemplo, si encuentro en el pasillo un bote vacío, lo recojo, lo llevo al contenedor de botes vacíos y lo suelto.
    Todo seguido… ¿no?
    Por el camino se me puede ocurrir una idea, pero bueno, la guardaré cuando suelte el bote….

    Un saludo y gracias
    josemanuel

    1. Hola, José Manuel.

      Al hablar de no mezclar los pasos 1, 2 y 3 (precisamente el error que yo cometí) me refiero a que cuando surge algo que implique compromiso, se trata de sacarlo cuanto antes de tu mente y dejarlo en una bandeja de entrada. Posteriormente, cuando toque procesar esa bandeja de entrada, ya lo procesarás y seguirás con el resto de pasos.

      Lo que yo hice fue hacer 1, 2 y 3 al mismo tiempo siempre. Es decir, me venía la idea (o el bote o lo que fuera) y no sólo lo ponía en su bandeja de entrada, sino que lo procesaba (lo transformaba en otra cosa) y organizaba (lo llevaba a su sitio). De este modo, lo que conseguí fue necesitar más tiempo y esfuerzo para capturar, por lo que al final no lo hacía cuanto antes, sino cuando podía pararme a hacer todo eso.

      Capturar debe ser algo muy ágil, si no, probablemente será muy difícil implantar el hábito de hacerlo.

      Muchas gracias por pasarte y por comentar. 🙂

      Un saludo.

  2. Hola Joan, me ha encantado lo de las 17 versiones del Anillo del Nibelungo 🙂 Gracias por tu post. Tenía curiosidad por el método GTD y encontré esta aplicación https://facilethings.com/ Llevo usándola más o menos un mes, pero me cuesta “implementarlo” totalmente en mi vida. No me dan miedo los retos a medio-largo plazo, así que aquí estoy, dándole al tema. Un saludo!!

    Áurea

    1. ¡Hola, Áurea!

      En realidad tengo algunas versiones más, pero es que ya me parecía demasiado… 🙂

      GTD es totalmente recomendable (yo soy GTDista desde hace años), y dentro de esta metodología, FacileThings es probablemente la mejor opción. Ánimo, cuesta un poco implantarlo, pero las recompensas valen la pena.

      ¡Un saludo!

  3. […] Te conté mi primer y segundo fracasos implantando la metodología, y aproveché para hablarte de los principios de GTD y de los 5 pasos de GTD. […]

Deja un comentario