5 COMENTARIOS

  1. […] Ya hablamos de algunos problemas en equipos de trabajo desde el punto de vista del liderazgo en este artículo. […]

  2. Hola Joan.
    Me ha encantado el artículo. Sobre todo la idea del líder-coach. Siempre pienso que el secreto para todo en la vida es “tratar a los demás como te gustaría que nos trataran a nosotros mismos”… desde esa premisa se eliminarían los “jefes déspotas” y poco empáticos… Me gusta la idea de colaborar y acompañar, y por supuesto guiar, que también puede terner que ver con el servir y ayudar… aunque en función de la organización de la que tratemos esa figura tenga que modelarse o reajustarse.
    Te mando un abrazo desde mi retiro veraniego 🙂
    Paula

    Paula Rivera

    1. ¡Hola, Paula!

      Gracias por leerme y por tu aportación.

      Efectivamente, a veces carecemos de cultura colaborativa. El gen competitivo tan de Hollywood y tan occidental que se nos impone lleva a sinsentidos como el de los jefes que compiten con sus colaboradores.

      Creo que las organizaciones que lo enfoquen de otra manera saldrán ganando. A ver si poco a poco, entre todos, cambiamos la mentalidad general.

      Descansa y disfruta mucho en tu retiro.

      ¡Un abrazo!

      Joan Vergara

  3. Hola Joan.
    Gracias por este post. Muy interesante e ilustrativo. Va a ser super fácil saber que tipo de jefes tenemos o somos!

    Es muy probable que muchos de nosotros (Latinoamericanos o Españoles) crecimos observado modelos de liderazgo del tipo jefe-jefe.

    En este sentido, el desarrollo de los líderes, o la aparición de estos, es una cuestión cultural también y muy arraigada al contexto social de los países.

    Me gusta cuando plateas que el feddback debe estar orientado al hacer y no al ser. Y respecto al hacer y a propósito de que observas que en España aun están muy atados al “paradigma autoritario convencional”, deja contarte algo:

    Hace 3 años que vivo en Canadá y he observado, también lo veo en países como Alemania y EEUU es que los jefes suelen ser (independiente si son buenos líderes o no) muy buenos técnicos, es decir que conocen muy bien “el hacer”.

    Y me atrevo a decir que eso se debe, de algún modo, a que la formación es concebida así. El otros países y culturas, el jefe suele ser alguien que “estudio para ser jefe” pero que conoce muy poco “la ruta del hacer” de su especialidad. Es un jefe teórico por decirlo así…

    Respecto al liderazgo, me alegra muchos estos tiempos que estamos viviendo. Y el escenario que la era de la información el conocimiento nos brinda.

    Soy muy cercano al enfoque que planteas del “líder coach/mentor” y creo poco a poco irán apareciendo más de líderes de ese tipo, en cualquier lugar y a cualquier escala.

    En unos de sus libros (éxito, me parece) Robin Sharma plantea la idea de que un líder debe fomentar en su equipo de trabajo, lo que el llama el “liderar sin cargo”. Es decir que cualquier persona del equipo debe ser un líder independiente del cargo que desempeñe.

    Una idea muy afín a lo que nos invitas en este Post.

    Te mano un saludos y gracias por compartir este post!!!

    Igma.

    igma pacheco

    1. ¡Hola, Igma!

      Muchas gracias por leerme y por comentar.

      Es interesante todo lo que planteas, especialmente lo referido al “líder sin cargo”. Muchas veces ocurre que el líder del equipo no es aquél que orgánicamente tiene el cargo más elevado. Vendría a ser el líder informal que menciono en el artículo.

      Y voy más allá. A veces puedes encontrar en un equipo que existen diferentes líderes en diferentes situaciones y ámbitos. A la hora de trabajar juntos, a la hora de relacionarse con elementos externos…

      Muchas veces estos roles son asumidos pero no explícitos, son más bien subconscientes, y en las sesiones de coaching de equipos resulta especialmente interesante sacar esto a la luz, puesto que suele ser muy potenciador para el equipo.

      Iremos profundizando.

      ¡Nos leemos! ¡Un saludo!

      Joan Vergara

Deja un comentario