12 COMENTARIOS

  1. Hola, interesante y diferente punto de vista, soy de Lima-Perú, nuestra situación es parecida a la de ustedes, acá ha crecido la arquitectura y la construcción pero las ofertas laborales no sólo se han vuelto escasas sino que se han puesto más exigentes de lo normal y para variar ofrecen poca paga, que hasta leerlas ya te sientes indignado.

    Con respecto a la especialización te doy la razón, en la universidad siempre nos decían “un arquitecto no debería tener especialización porque el buen arquitecto debe desempeñarse en todos los campos”, y sí, tienen razón pero la otra razón es que si no nos especializamos otros nos ganan las batallas, doy un ejemplo, yo en mi tesis estoy diseñando una Escuela Superior de Danza y Música Folclórica para Lima, y me he dado cuenta que el diseño de escuelas de danza, artes y escuelas de diseño no ha sido bien estudiada y atendida del todo, ya que no he podido encontrar la información que necesitaba, sin embargo para ser más detallado quiero especializarme en el diseño de escuelas de danza (ya sea danza clásica, contemporánea, folclórica u otro género) porque no existe algún arquitecto que se haya dedicado a eso, sólo lo han hecho de manera muy cumplidora, no han hecho un estudio muy profundo. Qué opinas al respecto sobre ésta especialización?, y si has visto desarrollar ésta especialización allá en España o en otro país de Europa o del mundo?

    Quisiera pedirte un favor, si no fuera mucha molestia, en que si pudieras publicar los significados de los perfiles que mencionas como “Project Manager, Property Manager, Facility Manager, etc”, para poder saber sus significados y poder alinearme a estos y estar al tanto a la competencia.

    Estoy agradecido por la entrevista que has realizado y motivar a generar a nuevas ideas laborales de proyecto; serías el primer arquitecto que dice que hagamos deporte, ya que todos los arquitectos que he conocido siempre me incitan al sedentarismo. Espero tu respuesta, saludos!!!

    Manuel Mendoza Rubina

    1. Hola Manuel,
      Gracias por el comentario y por contarnos la situación en tu país. Sobre lo que comentas de la especialización en espacios es una de las tendencias que hemos detectado. Van apareciendo cursos y másteres muy específicos sobre espacios particulares, esta tendencia ha partido de la disciplina del interiorismo especialmente pero se va a ir extendiendo a nichos muy específicos. Sobre espacios de danza la verdad es que no he visto nada, pero puede que exista algo parecido.

      Sobre los nombres, pues muy sencillo, todos son puestos de gestor, solo tienes que cambiarle el apellido: gestor de proyectos, de propiedades, de instalaciones/mantenimiento…

      Un saludo

    2. Hola, Manuel.

      Como te dice Carlos, tampoco yo he detectado una superespecialización como la tuya. Sí que hay líneas de especialización como hospitales o centros educativos con varios representantes desde hace años, e incluso cosas más concretas.

      En cualquier caso, a la hora de especializarte piensa siempre que una variable crucial son las necesidades del mercado.

      Gracias por tu comentario y un saludo.

  2. Que la situación este mejorando es una verdad a medias, si lo comparamos con la resaca de la burbuja desde luego que esta mejorado porque empieza a moverse el sector, pero si hacemos un análisis en términos relativos de obra por número de arquitecto, tal vez, nos encontremos en el peor momento de la historia. Con el boom crecieron las escuelas, muchas de ellas privadas (era un negocio, estudiar arquitectura era una inversión de futuro, una matrícula de 12000 euros anuales no es nada con la vida maravillosa que te espera siendo un Joaquín Torres de la vida), y que curiosamente alguna de ella ha quitado la titulación, pues ahora nos encontramos con un exceso bestial de titulados con nulas posibilidades de hacerse un hueco, porque es verdad el sector se mueve, pero para el profesional que ya tiene experiencia, contactos (el 90% de los trabajos son por contactos) y le vuelven los promotores o para el recién titulado que papá era arquitecto, promotor o constructor… el que no tiene padrino ¿lo mejor? que se dedica a otra cosa. Nos han dicho que si la crisis, pero no, no lo es, lo que es que lo que hacía un arquitecto antes con dos delineantes lo hace ahora el solito con su portátil y donde antes había un arquitecto ahora hay tres y medio para el mismo plato de lentejas, si contamos con que somos un país en recesión en cuanto su crecimiento poblacional, con una tasa alta de viviendas vacías… sinceramente ante un escenario donde sobran viviendas y falta gente, hace que nos encontremos ante el peor de los peores momentos para ser joven arquitecto sin pertenecer a la mafia que es el sector de la construcción (y no hablamos de ser arquitecto autónomo con responsabilidad civil y el dolor de pagar un seguro). A mi me empezó a ir todo mejor cuando la evidencia me hizo ver la realidad.
    Un saludo.

    Javier

    1. ¡Hola, Javier!

      Muchas gracias por pasarte y por dejar un comentario tan detallado. 🙂

      Efectivamente, mirando el cuadro completo de la situación, las cosas están muy difíciles. La mejora que estamos comentando, como bien dices, es relativa (comparada con lo de hace dos años).

      El problema es complejo, y mezcla varias cosas. Hay una fundamental, que es que la gente no entiende qué valor le aporta un arquitecto, lo cual reduce nuestro campo de acción (por no hablar de honorarios y demás).

      La masificación es otra realidad, como en muchas otras profesiones, y si todos los arquitectos intentamos dedicarnos a lo mismo, todavía peor. Hay espacios dentro del mercado por ocupar, y además es hora de preocuparse por ensanchar ese mercado.

      También hay compañeros que empiezan a salir del ámbito puro de la arquitectura y aprovechan sus competencias y habilidades para dedicarse a otras cosas. Creo que es una buena solución, siempre que encuentres algo que te motive. Podemos aportar valor a la sociedad desde otras posiciones.

      La profesión está cambiando mucho, y probablemente en 10 años no la reconoceremos. Ser consciente de esos cambios y anticiparlos en la medida de lo posible (y si no, adaptarse), será la clave para la supervivencia.

      De nuevo gracias por leerme y por tu comentario.

      ¡Un saludo!

    2. Hola Javier,
      Es cierto lo que dices, es una verdad a medias, o más bien con matices. Creo que está mejorando precisamente porque se está expandiendo el campo profesional del arquitecto. El diseño de vivienda antes era el plato del que comía el 80% de la profesión, al contraerse ese sector hasta prácticamente desaparecer, y al mismo tiempo producirse un incremento del número de arquitectos (a razón de unos 3 mil al año) se produce un resultado natural de creación de nuevos mercados y un fenómeno de “dumping” en los sectores tradicionales.

      No nos engañemos, la situación mejora pero sigue siendo muy mala. La solución la vamos a tener que encontrar nosotros, porque “desde arriba” no va a venir. Un saludo

  3. Genial, la verdad que la entrevista deja buen sabor de boca y también deja patente la realidad que ya muchos conocemos… y es que el tema está mejorando poco a poco!

    ¡Saludos!

    carlosmontilla21

    1. ¡Así es!

      A ver si se va confirmando la tendencia con el tiempo y podemos decir por fin que lo peor ha pasado.

      ¡Un saludo!

  4. Muchas gracias Joan por la entrevista! Y gracias también a Paula por sus palabras! Espero que sea de utilidad a tus lectores. Un saludo

    Carlos M

    1. ¡Gracias a ti, Carlos!

      Por la entrevista y por estar siempre dispuesto a colaborar. Seguro que sí es de interés para los lectores. 🙂

      ¡Un saludo!

  5. ¡Qué interesante entrevista Joan! La experiencia de Carlos creo que resultará sumamente interesante para un montón de compañeros.
    ¡Un abrazo para los dos!
    Paula

    1. ¡Hola, Paula!

      Muchas gracias. Espero que resulte útil a los lectores. 🙂

      Es cierto que la situación está mejorando, muy lentamente, pero mejorando. A ver si se mantiene la tendencia.

      Gracias por pasarte. ¡Un saludo!

Deja un comentario